sábado, 11 de marzo de 2017

GALLETAS DE MANTEQUILLA A LA VAINILLA




Sin duda alguna, las mejores galletas que podemos consumir son aquellas que nosotros mismos elaboramos, es la opción mas saludable, ya que usamos ingredientes de calidad, naturales y frescos.

En mi experiencia horneando galletas, os doy unos cuantos consejos para que os salgan unas galletas bien ricas y bonitas.

Estas galletas en concreto saben a las galletas Danesas de la lata azul.

Ingredientes:

  • 500 gramos harina de trigo.
  • 250 gramos de mantequilla a temperatura ambiente.
  • 150 gramos de azúcar glas.
  • 1 huevo tamaño grande.
  • 1 cucharadita de aroma o extracto de vainilla.



Elaboración:


Precalentamos el horno a 180ºC.

En un bol ponemos la mantequilla y el azúcar glas tamizado, mezclamos hasta que se integren los ingredientes, yo lo hago con un tenedor, pero lo podéis hacer con cualquier robot de cocina si queréis.

Batimos el huevo y lo añadimos, agregamos el extracto o aroma de vainilla y mezclamos bien hasta que se unan los ingredientes.

Es hora de incorporar la harina tamizada, si usáis un cernidor será muy fácil, es muy importante que la harina esté bien tamizada para obtener unas galletas perfectas.

Terminamos de amasar la masa de nuestras galletas con las manos, así aportamos calor a la masa y uniremos mejor los ingredientes.

Formamos una bola con la masa, la envolvemos en film transparente y la llevamos a la nevera 1 hora como mínimo.

Transcurrido el tiempo, dividimos la masa en dos, tomamos una de las mitades y la colocamos sobre papel de hornear en la encimera de trabajo, ponemos encima otro papel de hornear y estiramos con el rodillo la masa. 

Retiramos el papel de encima y usamos los sellos presionando sobre la masa, cortamos con un cuchillo o cortapasta el sobrante.

Nos llevamos nuestras galletas con el papel hasta la bandeja del horno.
horneamos a 180ºC hasta que se doren ligeramente los bordes.

Mientras se hornean, repetimos el proceso con el resto de la masa (estiramos sobre dos papeles de hornear, retiramos, usamos los sellos, cortamos y horneamos).

Si las veis blanditas cuando las saquéis del horno no preocuparos, endurecen al enfriar, no cometer el error de hornearlas mas porque saldrían muy duras.

Enfriamos sobre una rejilla.

Guardamos en un recipiente hermético.




Consejos para obtener galletas ricas y bonitas:

Es importante que todos los ingredientes estén a temperatura ambiente, basta con que lleven fuera de la nevera 1 hora.

El azúcar y la harina deben de estar perfectamente tamizados, esto hará que no salgan burbujas en la masa y estropeen el resultado final. Podéis usar un cernidor que os ayudará mucho en esta tarea.

Los sellos los he engrasado un poco usando aceite de oliva antes de usarlos sobre la masa.

Es muy importante que la masa se refrigere antes de meterla en el horno, sino fuese así la galleta se expandiría y se deformaría.

Otra cosa importante es que uséis una rejilla para enfriar las galletas, si no lo hacéis sobre una rejilla es posible que se queden húmedas.

Como veis es muy fácil, así que manos a la masa!!!!


Los sellos que he usado los podéis encontrar en Lecuine.com, son de una calidad excepcional con un aire vintage que me encanta, así como demás utensilios de cocina (balanza, rejilla, cernidor, etc...)



Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...