martes, 22 de marzo de 2016

TORRIJAS DE VINO DULCE ESPECIADAS



Las torrijas son el dulce por excelencia de la Semana Santa, junto a los roscos y el arroz con leche.
Se dice que es de origen francés, y su asociación a la Cuaresma se debe a la necesidad de aprovechamiento del pan sobrante, durante el tiempo en que no se podía comer carne.
Es una receta humilde, muy rica y que cuenta con muchas variantes, hoy os traigo estas con vino y especiadas, con un sabor y aroma increíbles, están deliciosas.
En el blog tengo otras publicadas, si quieras verlas pincha sobre sus nombres:

   TORRIJAS DE VAINILLA

   TORRIJAS (Clásicas)

   TORRIJAS CON MIEL

Ingredientes:

1 barra de pan del día anterior o pan especial para torrijas
500 ml. de leche
1 vaso de vino dulce
2 ramas de canela
3 anises estrellados
5 clavos de olor
Piel de una naranja
3 cucharadas soperas de azúcar
2 huevos
Para rebozar: 3 cucharadas de azúcar y una cucharadita de canela molida

Elaboración:

En un cazo ponemos a hervir la leche con la rama de canela, el anis estrellado, la piel del limón, los clavos de olor, el azúcar y el vino.
Cuando comience a hervir retiramos del fuego y dejamos enfriar.


Mientras, cortamos el pan en rebanadas de 1 centímetro mas o menos de grosor.
En un plato batimos los huevos.
En una sartén ponemos aceite de girasol, la suficiente cantidad para que cubra bien las torrijas al freírlas.
Cuando se haya enfriado la mezcla de leche, vino y especias, la pasamos por el colador y vamos sumergiendo la rebanada de pan, luego las pasamos por el huevo y directamente a la sartén hasta que se doren.

Retiramos sobre papel absorbente y rebozamos en la mezcla de azúcar y canela.



20 comentarios:

  1. Eva te han quedado divinas y seguro que riquisimas, que pintaza!! por aquí se hacen con vino tinto y azúcar dsde que yo era una niña veia a mi abuela hacerlas, con leche más tarde pero las más antiguas las de vino, estas las probaré otro año porque este ya estoy saturada, que ricas estarian...Bess

    ResponderEliminar
  2. Que deliciosas, hace algún tiempo que no las preparo con vino.Bssss

    ResponderEliminar
  3. Y yo que crei que con vino tinto solo las hacia mi abuela, ella se las hacia a su hermano que le chiflaban, la verdad que estan de vicio, bsss

    ResponderEliminar
  4. Seguro que están de rechupete, aunque no las he probado con vino, pero mi madre las prepara así.
    Besos
    Cocinando con Montse

    ResponderEliminar
  5. Ay...las torrijas de vino son un postre muy típico de mi abuela..eso y las casadiellas, y me encantan ambas dos, pero las torrijas hace mucho que no las prepara y las echo en falta..así que, un día de estos lo más probable es que me líe la manta a la cabeza y las prepare yo en casa...seguro que vuelan también jaja.
    A ti te quedaron buenísimas! Tienen una pintaza...ains!
    Un besote!^^

    ResponderEliminar
  6. Ay qué ricas, Eva!! Es un postre sencillo que me encanta, aunque sin vino, será algo que tendré que experimentar porque seguro que merece la pena; en casa solemos tomar las tradicionales, pero ya veo que en la variedad está el gusto.
    Un beso

    ResponderEliminar
  7. Imprescindibles sin duda en Semana Santa con la que se identifican. Mil versiones de ellas y todas riquísimas avalan el éxito que tienen entre propios y extraños. Tu receta con leche y vino no la he hecho, pero me quedo con las ganas, no se si este año será, aunque espero no tardar porque deben estar de maravilla. Te han quedado tan apetitosas que dan ganas de estirar la mano y coger unas cuantas.
    Un beso. Feliz Semana Santa.

    ResponderEliminar
  8. Nosotras no perdonamos nuestras torrijas en Semana Santa (precisamente ayer por la tarde nos tomamos unas cuantas...), aunque siempre de miel que son, las que por tradición, se hacen en nuestras casas. Pero estamos seguras de que estas con vino estarán igualmente deliciosas.

    Un beso grande de las dos

    J&Y

    ResponderEliminar
  9. Que bueno el pan dulce.
    Un saludito

    ResponderEliminar
  10. Me recuerdan a las que hacia mi madre, cuando yo era pequeña, a mi abuelo le encantaban. Muy ricas, Eva.
    Besos. Lola

    ResponderEliminar
  11. Olé!!!!
    Y muy buenas que se ven, qué arte tienes paisana

    ResponderEliminar
  12. Pues sobre el origen no tenía ni idea, a ver, imaginaba que era para aprovechar el pan sobrante como con la mayoría de dulces tradicionales. El caso es que las tuyas tienen uqe tener un aroma deliciooooooso.

    besitos guapa

    ResponderEliminar
  13. No me acaban de llamar las torrijas con vino, pero estas con vino dulce y especias seguro que me encantarían, me llevo la receta.
    Bss

    ResponderEliminar
  14. No me acaban de llamar las torrijas con vino, pero estas con vino dulce y especias seguro que me encantarían, me llevo la receta.
    Bss

    ResponderEliminar
  15. que ricas¡¡ no las hice nunca de vino dulce,tendre que probarlas.
    besos crisylaura

    ResponderEliminar
  16. Muy ricas, se me hace la boca agua, un beset

    ResponderEliminar
  17. Me gustan muchísimo las torrijas y me he puesto hasta arriba en estos días, pero me queda hueco para las tuyas que tienen una buena pinta tremenda. ¡Que buenas!.
    Besito.
    María

    ResponderEliminar
  18. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  19. Ummm que delicia Eva. Me encantan!!!!
    un besazo

    ResponderEliminar
  20. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...